Blog

Cómo defender tu Android de 150€ frente al iPhone X

Estoy más que seguro de que a la vuelta de vacaciones te encontrarás con más de un amigo o conocido que se ha comprado un iPhone X y se pondrá a presumir delante de ti. Tú, sin embargo, eres una persona sencilla que no necesita un teléfono de 1.000 euros o, directamente, para el uso que le das al móvil, vas más que sobrado con un smartphone Android de 150-200 euros. Eso, sin embargo, no va a evitar que tengas que enfrentarte a este personaje y a su nuevo iPhone.

¿Es posible defender un Android de 150 euros en un combate frente a frente con el iPhone X? Sí, es posible, y el cómo es realmente sencillo. A modo de resumen, defender tu Android de gama media frente al iPhone X es tan sencillo como decir que todos usamos las mismas aplicaciones.

Todos usamos las mismas apps, ¿qué más da entonces el modelo del móvil?

Android descargar apps

Quiero que te pares a pensar un momento en qué tipo de usuario tiene un móvil de 150 — 200 euros y en qué aplicaciones instala cada vez que cambia de móvil. Con respecto a lo primero, creo que una persona que se compra un teléfono barato es porque el uso que le da no va más allá de un par de apps de redes sociales, correo y mensajería. No juega, no hace cosas que requieran de una gran capacidad de procesamiento, simplemente quiere que su teléfono funcione y le sirva para el día a día.

Dicho esto, pasamos a las apps. ¿Qué aplicaciones instalará en su Android una persona con semejante móvi? WhatsApp, Facebook, YouTube, Gmail, Chrome, y poco más. ¿Qué tienen en común estas aplicaciones en Android con estas aplicaciones en iOS? Que tienen casi, casi, casi la misma interfaz. No hay diferencias y a efectos prácticos son exactamente igual. WhatsApp, YouTube, etc, funcionan igual de bien en un móvil de 150 euros que en un iPhone X (coge un Motorola G4 y un iPhone X y compara, verás a lo que me refiero). ¿Por qué gastarse más dinero?

Estamos de acuerdo en que un teléfono de 1.000 euros como el iPhone X tiene mucha más potencia para juegos, tareas pesadas… ¿Pero de verdad necesita un usuario medio semejante cantidad de potencia? Visto lo visto, yo creo que no. ¿Por qué? Porque las apps que instalaría en un iPhone X son exactamente las mismas que instalaría en un Android de 150 euros. Por tanto, comprarse un móvil más caro sería tirar el dinero a la basura ya que no lo aprovecharía.

Además, Android ha evolucionado mucho

moto g4 g4 plus

Lejos quedan aquellas versiones antiguas de Android famosas por sus crasheos, sus bugs, sus “Esta aplicación se ha detenido” y su interfaz horrible. Todos los gama media vienen ya con Android Nougat, una de las versiones más estables que Google ha lanzado y que funciona de maravilla en cualquier teléfono. Todo depende de la capa de personalización, claro está, pero un Motorola de 150 euros, con Android Puro y Nougat, va tan fluido como puede ir un móvil mucho más caro como el iPhone X. A nivel de software, Android y iOS están al mismo nivel, con sus más y sus menos.

Pero es que en términos de hardware, un móvil de 150-200 euros también tiene mucho que decir. Ya vemos móviles con pantallas FullHD, procesador decente (de gama baja, vale, pero suficiente para el usuario medio), buena RAM y, en definitiva, buenas prestaciones —aquí tienes los mejores–. Ya no existen (o al menos no abundan tanto como antes) esos teléfonos con lag, cuyo uso era la muerte a pellizcos y que solo servían para estrellarlos contra el suelo.

Android y los smartphones con Android han mejorado muchísimo, y si bien es cierto que Apple nos sacó ventaja hace unos años, ahora mismo la competición está empatada, le pese a quien le pese.

En resumen

Moto E4 Plus

¿Cómo defender un Android de 150 euros frente al iPhone X? Solo tienes que hacer una pregunta: “¿para qué lo usas?” Si te dice que para redes sociales, mensajería, correo y algún que otro vídeo, la respuesta que tienes que darle no es otra que “Le has regalado a una empresa 850 euros, porque con 150 euros yo hago eso exactamente igual que tú”. Es verdad que la cámara puede variar –aunque es sorprendente la calidad de la cámara de algunos gama baja–, y que en juegos vas a salir perdiendo, pero no es ese el uso que se le da a un Android barato.

¿Merece la pena el salto? La respuesta es “depende”. ¿Vas a exprimir al máximo cada uno de los céntimos que vale un iPhone X? Si la respuesta es “Sí”, adelante. Si la respuesta es “Yo solo uso WhatApp y poco más”, tranquilo, que te puedes ahorrar el dinero.

Comentar esta notícia